El dulce de nisperos

Primera publicación gourmet de 2019 con una receta fácil que podrán adaptar con otras frutas, pero yo elegí las que tengo en mi jardín : los nísperos!

Como les decía en otra publicación, el níspero es un árbol que no se encuentra mucho más en Europa, pero sí es frecuente ver unos en Argentina. El sabor de la fruta y su textura se acerca del durazno, y la mermelada también tiene este gusto “acido-dulce”.

Para una mermelada, siempre contar con dos ingredientes, en las proporciones siguientes: frutas, y azúcar (blanco mejor, excepte si la coloración que da el azúcar negro no les molesta). Siempre usar mitad de azúcar en comparación con el peso de las frutas (y yo personalmente, le pongo menos que la mitad todavía). Por ejemplo : para 1 kilo de frutas, usan 500g de azúcar.

Empiezan por lavar las frutas con agua y abrirlas por la mitad.

Hace falta sacar el hueso, pelar el níspero y sacar la piel blanca que tiene adentro.

Una vez cortados y lavados, dejan las frutas en agua para que no cambien de color.

En una cacerola, dejar un fondo de agua, y volcar las frutas adentro y arriba el azúcar.

Pueden dejarlo así un rato para que el azúcar se funde adentro de las frutas y empiece a hacer como mermelada.

Después calentar la cacerola : cuando empieza a hervir, mantener el fuego bajito. La mezcla tiene que cocinarse un tiempo hasta que salga como compote (cf foto abajo).

Apagar el fuego y dejar enfriar al aire.

Cuando este frio, llenar sus bocales de mermelada que habrán lavado y secado antes. Cerrar y dejar boca abajo durante 8 horas por lo menos. Su mermelada esta lista para guardar…o comer!

Ya está!

No era tan complicado, que opinan?

Vuelven por acá para decirme si les gustó la receta o si tienen trucos para que siempre salgan bien sus mermeladas!