Un domingo en Recoleta

El domingo pasado, tenía ganas de hacer algo diferente y descubrir lugares nuevos. ¿Ven, este tipo de domingo? Decidimos pasar el día en Buenos Aires en el barrio de Recoleta, uno de los más elegantes y adinerados de la capital. ¡Un domingo que debía estar lluvioso y al final estuvo muy caliente y soleado!

Ya conocía un poco el barrio por haber ya visto la Flora Generalis y pasado adelante el famoso museo de las bellas artes, pero tampoco conocía tanto. La feria artesanal Le Marche que estaba Plaza Francia y proponía una degustación de productos franceses acabo de convencerme. Como buena francesa, la palabra “queso” tiene efectos fuera de control en mi…

Es así que llegamos hasta el Recoleta Mall, un gran shopping totalmente renovado, donde elegimos dejar el coche. Saliendo del shopping, se encuentran con el famoso cementero de la Recoleta, que sería en Buenos Aires lo que el Pere Lachaise es en Paris. ¡La diferencia es que con el sol el paseo es más lindo y menos triste!

Les consejo entrar en la Iglesia Nuestra señora Del Pilar, hermosa adentro (aunque muy pequeña). 

El lugar es muy verde y una feria de artesanías se instala despacito afuera, dándole una onda muy tranquila. Entren en el centro cultural de la Recoleta, renovado y pintado de mil colores. Un lugar abierto al público, luminoso, que respecto la arquitectura del edificio original y adopto un look moderno. Los mensajes feministas estaban por todos lados en las paredes cuando yo fui. Algunos inteligentes, otros más bien inquietantes para mi… ¿me pregunto a veces hasta que extremidades quiere llegar lo que llaman feminismo en Argentina? (Una de las respuestas parece ser la extinción de los machos) … (estoy séptica) …

Bueno, saliendo les aconsejo tomar una copa arriba en la terraza, que tiene sombra y es muy agradable con sus plantas verdes y su vista a la Plaza Francia. Los precios son razonables por la zona y es bastante tranquilo.

Después, bajamos para aprovechar la feria y sus productos: elegimos el sándwich de racleta y el plato de quesos (no franceses sino argentinos pero muy buenos y tenían sabor al queso de cabra, al Morbier y al Brie franceses). Mucha gente, quiero creer que la gastronomía francesa tiene éxito! Unas tiendas me daban ganas de probar todo (por ejemplo, la panadería Cocu con sus baguettes), otras menos.

Pero en todos casos fue un momento muy agradable y con muchos recuerdos para mi boca (¡y fue muy raro para escuchar hablar francés!).

Un paseo digestivo a unas cuadras de allí para ir hasta la famosa librería más linda del mundo: El Ateneo Grand Splendid. Tengo que decir que nuestra Fnac se encuentra superada y de lejos. ¡De afuera el edificio se ve lindo pero una vez que entran es un verdadero teatro! ¡Un placer para pasear adentro y encontrar el libro que buscas…!

Terminamos nuestro día visitando rápidamente el Recoleta Mall, al final parecido a todos los otros shoppings. Las tiendas son más o menos todas las mismas en Buenos aires e ir de shopping es caro, entonces no nos quedamos mucho tiempo. ¡Me gustó mucho más pasear en las calles de la zona y disfrutar del sol de Buenos Aires!

Y ustedes? Que plan tienen para este fin de semana?