Mon coeur bat pour #14

Últimamente mi vida estuvo un poco descontrolada y tuve un mes de abril compartido entre mucho trabajo y una semana de descanso que esperaba y que me mantuvo ocupada también, sin dejarme mucho tiempo para escribir por acá.

Pero no quería perderme esta publicación mensual y tenía ganas de contarles para que “mi corazón late” [“mon coeur bat”] este mes…

 

Pascuas en familia

Como ustedes sin duda tuve ganas de festejar Pascuas y tuve la suerte de pasarlas con la familia. Es una fiesta que pienso linda para pasar juntos sobre todo cuando hay niños y estuve contenta de verles correr buscando huevitos, como lo hacía yo de niña ¡(No, acá no verán fotos de eso, pero les puedo contar que me despertaba temprano, usaba un lindo gorro con pompones y esperaba con paciencia que me dejen salir mis padres, con mi hermanito, cada uno su cesto en mano…).

Otra vez, la expatriación tiene eso que te enseña siempre cosas nuevas y estoy feliz de haber visto como se festeja Pascuas por acá. Se come chocolate, obvio, pero en cantidad industrial como en Europa. De hecho, cuando lo pienso, me da vergüenza nuestra forma de comprar tanto chocolate para cada niño. Casi me da la sensación que uno se pierde la medida de las cosas y al mismo tiempo el verdadero placer, al favorecer la cantidad. Sin duda generalizo, pero he visto acá niños felices y con ojos brillantes hasta con solo dos huevitos Kinder, aunque en Europa se ven caprichos increíbles por parte de niños que recibieron montañas de chocolate…Todo depende del punto de vista. Aprecio lo que me enseña esta experiencia et como me hace ver de otra forma cosas que pensaba “normales”.

De forma más general pase lindos días al aire, con la familia de mi pareja que viajó para visitarnos. Disfrutamos el jardín, comimos pescado para viernes santo, los niños corriendo sin parar del quincho hasta la casa, cocinamos, brindamos… Salimos de este fin de semana cansados pero felices. Y, sobre todo, sobre todo, estaba en mi casa. ¡Y eso lo necesitaba! Nothing like home…

(la foto de cabeza del artículo fue tomada en camino la noche que volvíamos a casa)

Terminar la deco en casa

Sigo con el tema ya que se lo quería contar. Este mes, ya que pase más tiempo en casa, aproveche para terminar un poco más la deco, modificar unos detalles, ordenar mejor ciertas cosas. Compramos unas cositas más u objetos que teníamos ganas de tener, y nos sentimos cada vez más en casa. Nos adueñamos del lugar.

La mayoría de las cosas que tengo en casa vienen de Francia, traje las que me gustaban más, y a veces me hace sentirme mejor. Como ya le dije, una vajilla linda o algunos objetos de decoración que llevan terminaciones buenas, son caros. No me arrepiento de haber traído estas cosas porque le dan un toque más personal a nuestro interior.

Al revés, la deco rustica acá es barata y se consigue fácilmente. Nos fuimos en Tigre cerca de Buenos Aires unas semanas atrás (ya les hablé de Tigre acá) y trajimos unas cositas: flores secas, objetos vintage (una vieja lechera, una vieja valija de cartón tapizada…). También paseamos por los compra-venta y puestos de campo, y terminamos consiguiendo una piel de vaca que queremos colgar a la pared, para terminar de darle el toque queremos. (si alguien tiene consejos para colgarla, por favor, déjenme todo en los comentarios me interesa mucho).

Para terminar, me encantan las cosas de madera y acá se consigue sin problema. Compre muchas cositas en un supermercado chino el otro día y no me costó nada. Unas lindas cajitas con tapa para especies o el centro de mesa, una cuchara de madera, unos bowls… Nunca tenemos demasiado de eso, ¿no?

 

Moda & Instagram

Lo saben, no pasa un mes sin que me enganche con algo nuevo de moda. Este mes no hizo excepción y empecé abril con un flash original (y bastante caro): este trench largo camel visto en el Instagram de Muy Mona y que viene de la tienda Las Pepas. Y como les sigo demasiado atentamente, también me gustaron esos trajes de la misma marca que usan en rosa fucsia y violeta, un poco difícil de sumir, ¡pero tan pop y cancheros!

En Instagram este mes casi no vi nada que llamo la atención en las nuevas colecciones de Europa (sin duda el efecto de desfasaje de temporadas, allí empieza primavera mientras acá entramos en el otoño). Bueno, me gusto esta foto de las paginas Moda de La Voix du Nord:

Sin embargo, encontré siluetas de un rato atrás que siguen gustándome, sin duda es en estas que me tengo que fijar.

 

Primero la linda Audrey de la página The Brunette, que pensaba hasta hoy demasiado «mujer» y que considero ahora tan femenina, sutilmente sexy con lo necesario de casual, de colores, de clásico…Justo lo que me gusta ahora mismo! Me gusta particularmente este look con la pollera de simili cuero (tan complicado para usar, pero acá queda relindo con esta blusa un poco clásica) y esta silueta de pollera larga y suéter suavecito.

Después, son dos siluetas de nuestra linda Zoe que siempre sabe mezclar ropa para crear looks cancheros. Me gusta todo: su gorra marinera, sus sacos largos a la vez elegantes y tan confortables (lo que considero ahora como su marca propia), sus gorros loose tan bohemas, su forma de usar monos livianitos, ¡y obviamente su corte de pelo único!

Me encontré con la cuenta Instagram de Looknatamelie (los misterios del algoritmo de Instagram: ¡había desaparecido de mi espacio!) y me puse a mirar de vuelta sus looks con tonos calientes, su ropa original o más clásica. Mi única crítica (que no lo es de verdad obviamente) sería lo parecido que son a veces sus looks con los de la hermosa Sincerely Jules…

Justamente aquí esta, y este look, ¡aunque no es de ayer no pasó de moda! Que talento… Me encanta esta combinación de la remera blanca con el vestido fluido que usa a menudo. Otra silueta, mas lejos de lo que uso normalmente pero que me parece piola y bien armado, el de Noholita, con esta remera fluida Zadig & Voltaire y estas lentes que le comen la cara entera. Lo demás es híper clásico, ¡pero funciona bien! Para terminar un look de hace rato de la linda Leontina que siempre asocia con éxito tonos difíciles de usar: me gusta este toque de rojo de sus gantes, estas botinas Gianvito Rossi, et y esta campera tan simple, ¡pero al corte perfecto!

 

 

Notre Dame de Paris

No podía olvidar de hablarles de Notre Dame de Paris, aunque sea de forma rápida. Ver este incendio desde afuera fue para mí bastante difícil y no podía dejar de seguir todo en vivo en internet, con la misma inquietud que cientos de turistas que miraban desde el muelle… Es un trozo de nuestro patrimonio que se va volando y como expatriada me sentí más orgullosa todavía de nuestra identidad, de estos edificios que tratamos de proteger de la mejor forma, y valorizar… Este nos recuerda el valor que tienen y lo que pueden crear de sentimiento de comunidad. Porque antes de la perdida, hubo una movilización enorme, muy polémica, pero que me parece consoladora. Hace bien sentir que todavía es posible estar juntos para ciertas cosas en nuestra sociedad, y ver que ciertas cosas comunes nos acercan y nos ponen todos de acuerdo porque merecen la pena estar a salvo.

Toque el tema en otro media, hablando más del fundraising, pero acá tenía ganas de compartirles mi punto de vista tal como persona y francesa expatriada.

New haircut

Puede ser lo vieron si me siguen en Instagram, ¡Pero decidí cortarme el pelo de vuelta! No podía más con este corte que me hacia la cara más larga y más cansada todavía. Tenía ganas de algo enérgico con más volumen (aunque sé muy bien que nunca podré tener estos cortes que me encantan porque tengo el pelo demasiado fino y liso).

Para resumir, pedí algo destucturado, un poco más largo por adelante, fácil para peinar cada día y cuando crecerán de vuelta… No quería tener que ir muy seguido al peluquero, no tengo ganas ni tiempo para eso. El resultado me gusta y puedo cambiar de estilo (más o menos peinado según el día), ¿que opinan ustedes?

  

Netflix

Terminamos hablando de las pelis que vi este mes, en Netflix, sobre todo. No hay mucho para decir este mes porque le confeso que estuve tan cansada que me desmayaba ni bien arrancaban las películas, y me costó mucho terminar una…La serie tiene eso de practico que un episodio es más corto que una peli….

Vi la película que trata de Bonnie & Clyde, con Kevin Costner que – hace falta decirlo – a pesar de su edad es el protagonista principal. Una cosa me llamo la atención, sin duda también contribuyó a que quise llegar hasta el fin de la peli: en ningún momento se ve la famosa pareja. El director eligió enseñarnos solo un pie, una silueta… como si huyan también de nosotros, jugando a escondite con la cámara, y haciéndonos sentir la misma exasperación que los policías cada vez que se escapaban. Siempre llevan un paso adelante así que el fin trágico de la película – famoso – llega de forma casi bruta, inesperada. Les aconsejo verlo si esta época les gusta, a mí me gusta ver la elegancia y las formas que tenían entonces.

Segunda y última recomendación cinema con una serie esta vez: Arenas movedizas, serie que nos enseña la vida de una adolescente que hizo unas malas elecciones y se encuentra en una situación dramática. Errores de jóvenes, destinos de adolescentes en falta de amor y de límites, demasiado plata, droga y alcohol, en una sociedad que juzga demasiado… La historia parece simple desde afuera, pero de adentro se vuelve emocionante y triste y nos obliga a tratar de entender más allá de los hechos. El tema es muy actual y el casting muy bueno.

 

Nos vemos el mes que viene (bueno arranca mañana, tampoco es tanto) para hablar viaje (¡si, otra vez!)