La Mar - Cebicheria en Buenos Aires

Una publicación en el tema de la comida hoy, ¡para los que aman platos originales y exóticos!

Aprovechamos un domingo de sol para comer afuera un plato frio típico de Peru: el Ceviche. Ya les había dado la dirección de un lugar de calidad para comer un buen Ceviche en Paris (acá), ¡esta vez el restaurante esta en Buenos Aires! A los que quieren el pescado crudo (pero no únicamente) … vamos a La Mar!

 

 

Tenía la dirección guardada en el celu para ir algún día, y no nos arrepentimos. El lugar es hermoso, si pueden les aconsejo reservar – en terraza porque es muy agradable. No teníamos reserva, pero aceptamos sentarnos a la barra y fue muy piola también.

Sería difícil no pasarla bien porque el lugar es acogedor. La barra está instalada alrededor de un gran tronco de árbol. La carta de los cocteles da ganas de probar todo, del típico Pisco Sour a unos inventos de la casa, pasando por unos clásicos. Me encanta mirar al barman mientras elabora el coctel (a quien no le gusta, ¡me van a decir…) y los de La Mar tienen talento y hacen el show!

Les aconsejo probar algo nuevo que no conocen, tienen muchos ingredientes increíbles: frutas confitadas, vino espumante, ¡especies… la sorpresa para las papillas es total! Les recomiendo el picantito (¡que no pica ni nada!) pero es más acido-dulce. Al contrario, el otro era muy amargo para mí. Para terminar, Monsieur pidió un coctel que le había dejado intrigado: el barman envolvió el fundo del vaso con pimienta negra, una salsa inglesa ahumada, tabasco y sal antes de llenarlo con una corona. Hasta a mí me gustó, y eso que no tomo cerveza, ¡porque la pimienta revela el sabor de la cerveza y despierta la lengua! ¡Lo tienen que probar!

 

Hablamos del menú: teníamos muchas ganas de comer un Ceviche y elegimos dos platos de la carta, bastante clásicos, y no muy picantes. La presentación del plato es muy prolija y las raciones correctas (¡muy pocas veces te llenan los Ceviches, pero al final no tenía más hambre cuando salimos!). La porcelana es hermosa, los platos son de color y formas diferentes, esmaltadas o de tierra.

 

Mi ceviche está compuesto de pescado blanco (lenguado), camarón y pulpo, con batata y una salsa naranja con cilantro absolutamente deliciosa y bien dosificada.

El otro plato también era de pescado y pulpo, más limonado, y tenía choclo (típico del ceviche).

La combinación de sabores era muy bien hecha. Elegimos no tomar vino ya que con los cocteles quedamos bien y para disfrutar al máximo de los sabores de los platos, ya muy variados.

Obviamente si no les gusta el pescado crudo, hay otras cosas en la carta: fideos con pescado o mariscos, ¡arroz… y todo parecía delicioso!

Única cosa negativa para subrayar: los precios son un poco excesivos. La calidad esta, es cierto, pero cuando uno sabe que este plato tan simple se vende muy barato en las calles de Peru… Contar 500-600 pesos el plato de Ceviche y 250 a 500 pesos el coctel. La carta de vinos también se va de los 600 pesos cualquier botella hasta 4000 para un vino espumante (entre nosotras, el Freixenet vale 9 euros la botella y ni se acerca de un champagne, entonces me pareció inapropiado facturarlo casi 80 euros la botella!).

 

Ultima cosa: el lugar se llena muy rápido (por lo cual les aconsejaba de reservar para su tranquilidad). Aunque nos han bien atendido e instalado a la barra, el servicio de mesa nos apuró un poco (sin duda para liberar lugar para los siguientes!): Ni teníamos el coctel que ya nos pidieron pedir el plato, y a mí me gusta tomar mi tiempo para probar y separar el aperitivo de la comida. Bueno, nada, solo no duden en decir a la persona que les atiende de no apurarle, si hace falta!

 

Espero que les hice viajar un poco con esta publicación, o por lo menos que les dé ganas de probar este plato tan exótico y que pocos conocen. Cuéntenme si les gusta y donde lo probaron! ¡Me gusta descubrir lugares nuevos!

 

 

 Arévalo 2024, C1414 CABA

https://lamarcebicheria.com.ar/