Mi opinión de RENOVA TU VESTIDOR

Hoy en el blog tenía ganas de compartirles algo especial, como un resumen de mi experiencia propia, que les va a interesar a las lectoras argentinas más que todo. Como soy una gran consumidora de moda, tenía ganas de contarles sobre mis costumbres de compras y en particular hablarles más en detalle de la aplicación que uso: Renova tu Vestidor (ya les había comentado algo acá).

 

Consumidora de Moda: la palabra es voluntariamente fuerte porque mi guardarropa cambia muchísimo. Ojo: tengo ropa que tiene añares, decenas, y que nunca voy a tirar, que uso hasta la muerte, son compras que me hacen feliz todavía. Pero también tengo prendas que van y vienen: porque son compras que al final no uso, que no me gustan más o no corresponden a lo que tengo ganas de usar, porque pienso que nunca más lo volveré a usar, o porque me gustan más o menos y prefiero venderlas para comprarme algo mejor… Para resumir, asumo totalmente mi personalidad compradora: me gusta la moda, me gusta poder elegir un look según como me siento y según las ocasiones, la época del año y me gusta la idea que uno pueda tener varios estilos y metamorfosearse, y pienso que, cometiendo compras erróneas, uno puede encontrar sus atuendos .

Por tanto, soy consciente de dos cosas: este tipo de consumición de ropa no va con un presupuesto controlado, ni tampoco con un respeto del medio ambiente. La ropa es cara, igual si viene de la fast fashion, igual si es de mala calidad. Diría, sobre todo si es de mala calidad. Cada vez me gusta menos la idea de pagar al precio una prenda, y hacer un buen negocio me hace sentirme menos culpable cuando me equivoco. Y además necesito una solución para vender mis compras, ya que trato de aplicar esta regla del “uno que entra, uno que sale”, o por lo menos de pagar mis compras con la plata que gano vendiendo mi ropa.

 

Entonces no soy la primera ni la última chica fanática de moda que le encontró un interés a la ropa usada. Comprar ropa usada no me molesta ni nada, solo tomo cuidado en qué estado están y trato de tener datos por parte de la vendedora antes de la transacción. Todo eso simplemente para decir que en Francia era fanática de Vinted, y que ni bien llegué en Argentina (es apenas exagerado) mi objetivo fue encontrar una página equivalente.

 

El que busca encuentra: así descubrí la hermanita del Vinted francés: Renova Tu Vestidor (RTV).

 
 

Me di cuenta que comprar y vender ropa usada todavía no es muy común acá en Argentina y hasta hablé con chicas que no conocían la página. Pensé entonces que sería bueno pasarle el dato por acá y tenía ganas también de darles mi opinión como usuaria de esta página.

 

La comparación con Vinted

Las dos páginas funcionan, a pocas cosas, de la misma forma. Cada usuaria crea una cuenta que puede usar tal como vendedora y como compradora. Se arma una galería de productos que quiere vender, y se puede hacer una con sus productos favoritos, que puede comprar con el crédito de su cuenta. Puede elegir también girar este crédito directamente en su cuenta bancaria. Hasta ahora nada diferente.

Metiéndome más en la página y usándola cada vez más (me gusta saber bien como son las cosas y usaba muchísimo Vinted, que me gustaba un montón porque te deja hacer muchas cosas), me di cuenta que sí existían diferencias, que por allí me limitaban en mi uso de RTV, tal como vendedora y como compradora.

 

Comunicación & cuenta personal

Las interacciones con otras usuarias no son fáciles en RTV. La página lo justifica por un tema de protección de identidad y confidencialidad, pero se vuelve una restricción al momento de tener más datos acerca de un producto que te interesa. Los intercambios con una vendedora son muy limitados: no es posible pedirle más foto o detalles: fuera del anuncio publicado por la prenda, no hay mensajería para comunicarse de forma directa. Cada pregunta se hace en relación con una prenda, y pasa por un control (moderación), antes de ser publicada. La vendedora solo puede contestar la pregunta una sola vez, con un solo mensaje, porque la página no ofrece la posibilidad de escribir de vuelta, para dar más detalles, por ejemplo.

Me parece que la moderación es a veces un poco extrema, otra vez para evitar que se intercambien datos personales entre chicas, pero resulta bastante frustrante y hasta puede dar ganas de abandonar una compra que hubieras hecho.

Para terminar con este tema, noté unas disfunciones, como fotos que no aparecen, una pantalla que cambia y una navegación poco ergonómica según que usas la computadora, el celu o la tablette.

 

Los anuncios

De forma general, me parece bastante largo el tiempo de aprobación de los anuncios. Entre el momento en el que creas tu anuncio y el momento en el que aparece en la web, casi puede pasar una semana. Todavía no llego a entender porque tanto tiempo, porque representa muchas ventas sin hacerse para la página: una semana es mucho, mucho tiempo. En mi opinión, se podría manejar de otra forma, dejando que aparezca el anuncio en la página y aprobándolo después. Un anuncio no conforme o sospechoso podría estar suprimido en cualquier momento una vez activo.

Los criterios de aprobación no se entienden bien: unos anuncios tienen fotografías de calidad muy mala, y al revés un anuncio mío estuvo rechazado varias veces con fotografías correctas… No llegué a entender porque, entonces solamente saqué fotos nuevas, no mejor sino diferentes, ¿y allí se aceptó mi anuncio…?

Por fin, ultima falta en la parte dedicada a las ventas: es imposible modificar el anuncio una vez publicado. Hace falta suprimirlo y publicar otro, esperando de vuelta el plazo de validación. Si piensan que además el espacio disponible para la descripción del producto es bastante cortito y no deja dar todos los detalles… La ausencia de un botón “Modificar” que dejaría a la vendedora la posibilidad de cambiar cosas en su anuncio en el mismo momento no te da ganas de añadir fotos o detalles acerca del producto una vez publicado. Personalmente, renuncié muchas veces!

 

 

Las ventas 

La página funciona bastante bien, las diferentes etapas son simples una vez que alguien les compra algo. Como en Vinted, reciben un correo informándola de una compra, y pueden directamente descargar la etiqueta de envío, pago por la compradora. Preparen el paquete y simplemente pegan la etiqueta, antes de llevar todo al Correo o en una sucursal OCA (no probé esta opción). Durante las dos ventas que hice, los paquetes llegaron bien, sin problema, y mi venta rápidamente se confirmó.

La diferencia con Vinted es que con RTV, la compradora puede decidir que no le gusta el producto y devolverlo. Lo mismo si no es su talle. Por un lado, podemos decir que este sistema es más flexible que en Francia, pero me parece también mucho menos seguro para la vendedora, porque, aunque vende un producto en buen estado, debe esperar a que su producto le este devuelto igual únicamente porque la compradora cambió de opinión. Yo como compradora de ropa usada, y comprando a distancia, acepto el riesgo de equivocarme, y hasta creo que así es la cosa.

Ultima diferencia importante con Vinted: el pago a la vendedora. En RTV se hace al fin del mes una sola vez por todas las ventas realizadas. Es sin duda más simple para gestionarlo por los que crearon la página, pero es una lástima y un déficit! ¡Pagándole su venta en el momento a la vendedora, estoy segura que se concretarían más ventas! Porque seguramente muchas chicas (como yo) esperan el pago de su venta para comprarse algo nuevo. Si el crédito se paga más tarde, el producto que les interesaba puede haber desaparecido mientras o ella haber cambiado de opinión…

 

 

Las compras

Me pareció simple comprar en RTV, y me gustó el sistema de oferta, bastante similar al de Vinted. Única diferencia, cuando la vendedora acepta su oferta, el producto aparece al precio reducido para todas las usadoras. Y entonces mejor comprarlo enseguida! Pero de forma general es rápido y practico al momento de hacer el pedido.

Las cosas me parecieron más complicadas una vez la compra hecha: la página no es muy intuitiva para el seguimiento del envió (recibí varios números por un mismo envío, por ejemplo), y la pagina no detalla mucho los pasos como lo hace Vinted, pasando más o menos de “Camino a tu casa” a “Entregado” …

El costo de envío es razonable, y no hay mucha diferencia entre un envío que retiras en una sucursal del Correo y un envío a tu domicilio, lo que es bastante cómodo. Pero no entendí bien porque cada una de mis 3 ventas tuvo un costo de envío diferente si llegaban todas a un mismo lugar… Los misterios de Argentina y puede ser también la influencia del lugar donde vive la vendedora. 

 

3 cosas para mejorar si o si:

·         La búsqueda de un producto en particular no es ergonómica ni nada, y falta filtros simples, como buscar por color. Yo busco a veces un producto en particular (tipo, un «suéter rojo”) o ciertas marcas que me gustan, y en RTV puede resultar complicado.

 

·         Cuando Vinted te informa con una notificación cuando uno de tus favoritos está vendido, RTV no te dice nada… El producto desaparece puramente de tus favoritos. Me pasó pasar un rato buscándolo, pensando que lo había sacado sin querer de mis favoritos, hasta que me di cuenta que era porque alguien lo había comprado mientras…

 

·         Si la página ofrece productos para mujer y niños, le falta toda la sección dedicada al hombre! Uno sabe que es un mercado en expansión (a los hombres les gusta cada vez más la ropa, aunque se la compramos nosotras para ellos) y los artículos usados para hombres suelen estar en muy buen estado: serán más cuidadosos o usarán menos su ropa? Lo que es seguro es que no puedo esperar que RTV abre una sección para Hombres!

 


 

Acá pueden encontrar lo que sería mi opinión tal como vendedora y compradora en Renova tu Vestidor. Si los creadores de la página pasan por acá, espero que tomarán en cuenta mis humildes notas, pero sobre les digo una cosa: ¡Gracias! De forma general la página anda muy bien y, sobre todo, la solución del usado es una alternativa muy buena para evitar una sobre-consumición en nuestros guardarropas, en una época donde las compras compulsivas y la crisis nos complican un poco y nos generan frustraciones.

Es momento de proponer paginas para compartir soluciones más responsables y prácticas, donde sea porque las mujeres de acá y de afuera tienen las mismas ganas de vestirse y cambiar de ropa de forma regular sin gastar mucha plata. Le deseo una larga vida y mucho éxito a Renova tu Vestidor y volveré por acá para hablarle de la página, por lo menos para enseñarles mis compras!