Mon coeur bat pour #15

¡Justo a tiempo este mes para contarles de mis favoritos de mayo! Otra vez, los temas son varios, y empiezo con…

 

Una semana de vacaciones en casa

Como siempre, las vacaciones pasan demasiado rápido! Pero esta vez decidí disfrutarla completamente y el sol nos ayudó mucho!

Idas y vueltas en el jardín, pero también momentos de juegos y complicidad entre grandes y pequeños. Uno puede decir lo que quiere, los juegos de mesa y otras actividades no electrónicas no pasan de moda nunca, de generación en generación, y son las que más me gusta compartir. Si lo dudan porque tienen niños que todo el día están en sus tablettes, celulares o PlayStation, prueban! Domino, jungle speed, monopoly, cartas… cada niño tiene su favorito, pero todos sienten que cuando juegan juntos al Jenga, por ejemplo, están 100% con ellos, presentes a lo que hacen, y que se divierten tanto como ellos!

Nada mejor que una buena merienda bien rica después de jugar! Un helado siempre es buena idea, hasta en invierno! Pero también tenía muchas ganas de hacerles descubrir esta receta francesa de pan tal como me le cocinaba mi mama, y tuve mucho éxito! Bueno, cada tostada venía con su dosis de dulce de leche o de azúcar, así que… no hacía falta más para llegar a la felicidad!

También me dediqué a cocinar un poco para preparar un cassoulet, siguiendo tanto como podía la receta francesa tradicional, y usando ingredientes argentinos: El resultado estuvo bastante bueno, sabroso y la carne que había elegido (chorizos, salchicha parrillera y pechuguita de cerdo) iba muy bien con los porotos y el tomate. Se cocinó mucho tiempo a fuego bajito y comimos muy bien!

Para terminar, porque uno tiene que pensar en sí, tomé un momento para hacer yoga, lo que me relajó muchísimo. Es un poco difícil hacerlo cuando tienes muchas otras cosas pendientes para hacer, pero, después de todo, cuidarse debería ser una prioridad también no?

 

 

 

 

 

Shorter hair

Ya lo sé, recién me corté el pelo unas semanas atrás. Pero bueno, es así. De golpe tuve ganas de tener un Bob más corto, tipo Matilda en el profesional o Amélie. No tenía ganas de esperar así que agarré las tijeras y corté yo sola. Ya lo hice en el pasado, y hasta ahora no me salió tan mal. Ninguna catástrofe, corrijo al día siguiente si hace falta, pero por lo menos tengo el corte de pelo que quiero. Los peluqueros siempre sacan volumen, aunque les digo que no, y con mi pelo fino siempre termino con un corte sin vida. Esta vez, no, y estoy contenta de tener tanto volumen!

 

 

 

 

 

 

Cinéma

 

Este mes les recomiendo dos películas argentinas, que vi por casualidad para una, y para mejorar mi cultura del cinema argentino para la otra.

Mi Obra Maestra está ahora mismo en Netflix, y el casting es muy bueno. Los diálogos son truculentos y los personajes se hacen odiar y querer y hacen de esa película un futuro clásico del cinema argentino y de su cómico tan particular. Se encuentran en el mundo de los pintores, en un Buenos Aires un poco viejo, pero a la vez muy chic, donde se cruzan muchos protagonistas del mercado del arte: un pintor, genio orgulloso, pero con cada vez menos éxito, su representante y fiel amigo, un poco desesperado pero ingenioso, un joven aprendiz un poco ingenuo, una novia sin problema de consciencia y una directora de galería fría como una piedra. Todos se cruzan y nace una historia increíble y muy divertida que te hace quedarte hasta el fin sin saber cómo va a terminar. No les contaré más, mírenla!

 

Otro tipo de película, más vieja, pero también representativa del cómico argentino: Esperando la carroza. Una vieja película (1985) adaptada de una obra de teatro, de las que hacen lucir a su grupo de actores. Diálogos explosivos, juego de palabras, algunos estereotipos. Todo es exagerado y ruidoso, pero funciona y uno entra en el juego de esta familia de locos y de la famosa Mama Cora, interpretada por un hombre. Una película para ver entre amigos y para tener como referencia!

 

Para terminar, ultima recomendación con esta serie que no podía dejar de lado: Chernóbil. Seguro han escuchado algo al respecto, porque dicen que va a ser la próxima serie fuerte de HBO, después de la decepción del final de Game of Thrones… Pasamos! Chernóbil es una mini-serie de 5 episodios que cuenta casi hora tras horas los eventos de la famosa catástrofe nuclear de 1986. En Europa, este episodio de la historia es muy famoso y todos saben más o menos lo que pasó en esta usina y como la unión soviética manejó (mal) las cosas en la época.

Lo que no se sabe tanto, y enseña bien la serie, son los protagonistas que tuvieron mucho que ver con la resolución del problema, y por eso el excelente casting permite concentrar toda la luz en estos 3 personajes principales. La serie enseña también todos los que vivieron el accidente de forma más o menos cercana (muchas veces demasiado cercana): bomberos, civiles, técnicos, políticos, policías…

Rusia y su fuerte concepto del sacrificio están expuestos en esta serie, pero sin duda de forma muy real.

Es terrible ver hasta qué punto los eventos viejos de tres decenas todavía son tan actuales, y uno se queda pensando “Cómo los que nos dirigen manejarían tal crisis hoy en día?”. No piensan que seguimos jugando con el fuego, multiplicando en nuestros continentes usinas cada vez peligrosas con riesgos que no conocemos, asegurando que “todo está bajo control” …

 

 

 

Instagram

 

Unos favoritos del mes, en el rubro de la moda y la decoración, y sobre todo el descubrimiento de nuevas cuentas francesas y argentinas.

Me encantaron muchas prendas de la nueva colección de verano de la tienda La Redoute, sobre todo esta malla un poco retro, muy clásica. Que lastima, acá es invierno, pero uno se calienta como puede soñando! También me gustaron dos siluetas que llevaban sacos. Primero una cuenta que no conocía (@monlook.fr) que presenta muchas prendas modernas y a precio razonable: me encantó este color salmón / terracota. Y me gustó este look elegante y cómodo que vi en la cuenta @idee2look que siempre comparte reducciones y siluetas actuales.

Del lado argentino, me gustó la composición de la tienda Young Urban, donde ya fui muchas veces. Estos pantalones cortos de color kaki, anchos, con este suéter color mostaza y unas zapatillas: es lo más para tener un look cómodo y actual. Encontré también la tienda You love Boho, ubicada en Mar del Plata, que propone ropa original y con muchos colores. Me enamoré con este vestido tipo mono de corderoy, con sus colores de otoño. Todavía no compré nada, pero anoté la dirección en la lista de lugares para visitar!

 

Para terminar, un poco de deco con @indioshop, esta tienda vintage de Instagram que vende artículos y prendas de todo tipo, como este set sal-pimienta. ¿Lo que más me gusta? Es único y de colores y va con cualquier interior: moderno o tradicional.

 

 

 

 

25 de mayo

Pasé por primera vez el 25 de mayo en Argentina. Es nuestro 14 de julio a nosotros franceses; era un sábado y no sabía cómo iba a pasar, si todo estaría cerrado, o si habría actos, o fiesta.

Tuve la sorpresa de ver que unas tiendas eligieron trabajar este día (pasa cada vez más durante los feriados, culpa de la crisis…). Paseé un rato en Cañuelas, pueblo cerca de Buenos Aires, y me encontré por casualidad en una feria de caballos, como un acto por gente del campo que cría caballos.

Me quedé un largo rato, admirando, sonriendo, estos hombres, mujeres y niños que se subían a caballo de todo tipo, del más grande y de raza al más bajito con manchas de colores, solo o en grupo. Es un hecho: argentina es el país del caballo. Son caballeros desde chiquitos, todos lucían espectacular y de forma tan natural.

Las monturas de cuero, las botas, las mantas tejidas, los arneses, y obviamente la ropa tradicional: todo te llevaba hacía otra época. Una forma de ser, una mirada, la orden imperceptible para el trote con la mano o el pie… guardé cada instante de la feria en mi memoria y me hice una promesa: ¡muy pronto volveré a subirme a caballo!

  

Con esta promesa les dejo. Este mes de mayo se termina hoy, dejando cada día que el frio y la humedad se instalen más, pero trato de pensar que también la primavera se viene acercando y que acá el invierno es más corto.