Mon coeur bat pour #16

Como siempre termino este mes con una publicación donde les comparto todos mis favoritos y todas las cosas que me gustaron estas últimas semanas!

Recién vuelvo de mi semana de vacaciones y tenía ganas de compartir con ustedes estos días que pasé en…

 

Sierra de la Ventana

Ya les hablé del lugar (acá) en el blog, pero cada vez que voy para allá mis visitas me parecen tan diferentes y siempre tan agradables que no podía evitar de tocar el tema. Esta vez, visitamos Villa Ventana un día de sol, fresco, pero con un cielo despejado. Fuimos por las calles atrás y no la avenida principal. Están llenas de casitas y de cabañas grandes en el bosque, que te dejan soñar en fines de semanas largos con la familia, siesta en la hamaca o cerca del fuego… Las salamandras largan su humo, en el silencio donde solamente se escuchan los pajaritos.

A la hora del almuerzo, fuimos hasta el restaurante Aguas Pampas, un poco por casualidad. El lugar está un poco viejo y seguramente conoció mejor época. Hacían una promo restaurante + spa (que no aprovechamos, pero lucía bien para este feriado). Lo que sí almorzamos allí con un típico Locro, sabroso y sutilmente condimentado con Aji molido. Sería lo equivalente a nuestro cassoulet en Francia y este era obviamente casero. El lugar nos gustó: paredes de piedras, madera, una sala grande, ventana al parque verde… La atención fue muy buena y hablamos un rato con el cocinero, un trabajador cansado, pero de los que hacen las cosas bien. Sus manos grandes y todas cortadas hablaban por él de sus años de trabajo y explicaban porque el plato era tan bueno! El postre no desmereció: las peras al borgoña eran fundantes, el alcohol imperceptible. Sinceramente una comida fina en un lugar de calidad.

Terminamos la tarde comprando fiambres y quesos, por supuesto (no es algo que hay que hacer si o si cuando van a la montaña? que opinan?) y pasamos a la vuelta por Saldungaray, pueblo adorable y tranquilo, con su fortín de defensa contra los indios.

Amo estos momentos cuando viajamos hacia un destino desconocido, cual sea, ciudad o campo verde. Argentina tiene eso de mágico que todavía cuenta con rincones perdidos, con una luz de fin de tarde que te hace sentir más lejos de todo todavía y te hace olvidar hasta la hora. Sos otra persona, en otro siglo, no importa. Sos un turista, lo que para mí es el mejor trabajo del mundo.

 

 

Cultura

Este mes, esta sección no tuvo mucho rendimiento, me gustaría llenarla más con lecturas, espectáculos y visitas de museo. Mi ritmo de trabajo no me lo permite, y les confeso que la oferta cultural en Argentina tampoco es tan grande. Pero sí tenía muchas ganas de hablarles de la serie que estoy mirando en Netflix: Good girls.

Seguramente les suena, porque Christina Hendriscks trabaja en el papel de una de las madres que se parecen a Desperate Housewives. Ella se encuentra, con dos amigas, llevando a cabo un robo y también una nueva vida que se vuelve difícil para manejar. Con eso, ya les dije todo, pero en mi opinión la historia no es lo más importante.

Aparentemente la serie se hizo después de lo que pasó con Me too en Hollywood, o por lo menos está vinculada con el tema. Con muchas frases o situaciones, las heroínas (almas de casa que no tienen nada que ver con el feminismo) nos dejan ver algo de ellas que no sospechábamos. Aprenden a conocerse y se liberan, dicen cosas ciertas, pero no tan obvias para la sociedad y por eso, rápidamente, las adoramos. Cada una es diferente, nos hacen acordar en la perfecta y rígida Bree Van der Kamp o la torpe y adorable Susan, pero con algo más rock n roll y emancipado (una emancipación que ganan en la serie y a la cual no pueden más renunciar después). Aunque 100% yankee, esta serie que parece un cuento moderno está llena de ideas feministas, que crepitan como estos caramelos en la boca, que nos despiertan y nos gustan tanto!

 

Les mentí: este mes sí fui a un espectáculo y seguramente uno de los más argentinos: un concierto de Los Palmeras. Banda típica de cumbia argentina, cantando desde décadas para grandes y pequeños en todos los eventos de su vida: reuniones familiares, bodas, fiestas… Son muy famosos acá y justamente pasaban en el Luna Park, el estadio de Buenos Aires donde se producen las bandas más grandes.

Fue la oportunidad para mí de conocerlos, y sobre todo de darme cuenta hasta qué punto unen generaciones de argentinos, los que sufrieron la dictadura, los que hoy sufren la crisis económica, todos reunidos este día para olvidar sus problemas y cantar juntos “Perra” o “Olvidala” con el famoso acordeón. Para mí el espectáculo está en la sala y en la escena. El público era de todo tipo y de toda edad, feliz por estar acá, mezclándose, bailando y sonriendo. ¡Bien argentino! Por supuesto terminamos la noche comiendo una pizza en calle Corrientes, y merecen su fama porque fue una de las mejores que comí de mi vida!

 

 

Para terminar con esta sección cultural totalmente dispar, vuelvo a algo de feminismo después de hablar de los Palmeras (las letras de sus canciones no son francamente en favor de las mujeres y como muchas canciones argentinas hablan de seducción, de engaño y de dolor). ¡Pero bueno! Descubrí y devoré el blog de Fiona Schmidt. Novedoso sin duda, incisivo seguro ! Como una ducha fría al despertar, o una bofetada para no dejarte dormido. Me encantó su tono a veces pesado, pero nunca desesperado, y la forma que tiene de ver el feminismo en cada pequeña acción de nuestros días, sin nunca ponerse odiosa con los hombres (algo que lamentablemente hace muchas veces el feminismo argentino).

Toca temas varios que todos me interesaron, como la contracepción, la política, hasta el día de la madre o el deseo (o no) de ser madre. Aprendí mucho y seguro maduré un poco en mis ideas, y también me di cuenta de que el feminismo no se ganó, lejos! Algunas ideas tienen raíces tan fuertes en nuestros inconscientes que tardará generaciones sanarlo.

Les aconsejo leer su blog urgente, y es por acá: https://www.fiona-schmidt.fr/

 

 

Unas ganas de pelo corto

 

Se dice que, a cada etapa de su vida y cada cambio importante, una mujer tiene ganas de cambiar su corte de pelo. Seguramente estoy a un momento crucial porque estas últimas semanas soy una veleta! Tal como un niño en una tienda de caramelos, quiero probar todo y no temo nada o casi nada. Por lo menos no temé cortarme el pelo sola el mes pasado, tampoco teñírmelo sola en casa unos días atrás. Tengo ganas de algo más claro: acá el invierno está llegando, y veo por todos lados fotos soleadas en las redes sociales de Europa, y tengo ganas de luz! Un rubio de niña o color miel… y también un corte de pelo corto, este corte que te hace crecer y encontrarte. Sin duda es una ilusión que dice mucho del estado de mi mente actual y todavía no me tomé el tiempo para analizarla. Seguro las rubias con el pelo largo y las sirenas morenas lucen, pero ya entendí que nunca seré esa mujer, mi cara larga prohibiéndome cualquier largo de pelo más bajo que los hombros… Lo que sí puedo probar es uno de estos cortes cortos icónicos, estructurado o más suave, es el punto que tengo que aclarar. Bien cortito y despeinado como Halle Berry, o más tranquilo como Carey Mulligan? Unas mechas rubias para darle un toque pícaro como Michelle Williams? Un poco largo para darle volumen, como Alessandra Sublet o Emilia Clarke?  O probar algo más estructurado como un corte Bob, tan ochentero, y que iba tan bien a mi mama cuando tenía mi edad?

Como lo ven, estoy en una feliz indecisión, con estas ganas de probar todo, como si fuera ahora o nunca, como si tenía miedo que el momento justo para probarlo se vaya y no vuelva jamás… Ni hablo de la necesidad de tomar en cuenta mi ritmo de vida, mi lugar de trabajo, todo eso complica más todavía mi decisión! Entonces espero sus opiniones, serán bienvenidas!

 

 

Crush

Ahora llegamos a esta sección donde le pongo todo lo que me gustó en las redes, sobre todo en Instagram, y sobre todo de Moda!

 

Empezamos con 3 siluetas de Noholita que me encantaron! primero, este vestido estilo slip dress de Zara que usa para salir – sí sí – para comer en terraza. Y a mí me encantó porque con su cuerpo, es delicado y femenino. Después, ya entendí que las zapatillas feas con triple suelas no son para mí (las odié, terminé comprándolas y vendiéndolas), pero igual tengo que aceptar una cosa: ¡Noholita sí sabe usarlas! Con simples jeans o un suéter loose, o con una pollera brillante, les da una onda bárbara. Celos. Creo que lo que más me gusta en esta chica es que nos enseña q todas que, aunque bajitas, podemos usar la ropa que queremos!

Sigo con la linda June Sixty Five con su blazer blanco y estas joyas multiplicadas que me dan ganas de vender todo lo que tengo en mi guardarropa para comprar solo ropa blanca! Sí, ya sé, ella tiene la piel bronceada y cualquier prenda le va bien, pero igual, me encantó! Y obviamente esta malla de color perfecto y al corte riesgoso le van perfectamente! Muchas muchas ganas que sea verano!

 

Conocí estas dos lindas marcas argentinas y quería hablárselo. Son dos creadores y los precios obviamente no son baratos, pero me encanta encontrar marcas fuera de las grandes cadenas y con una identidad verdadera. Así es Soifer, marca con cual me enamoré. Tienen unos monos muy bien cortados, y solo quería probarme este modelo Julia, lamentablemente solamente disponible en talle grande y en rojo. Después de consultar por una reedición, acepté la idea que nunca lo usaré, pero igual quería enseñárselo: femenino con su escote profundo, chic con su color muy 70ties y su pierna ancha. Otra marca creada por dos argentinas y distribuidas en la página Renova tu Vestidor: Preppy shoes. Amor total para estas botas texanas, menos para su precio lo confeso…

 

 

Por fin, y para equilibrar y honrar también la creación francesa, les comparto un descubrimiento de este mes con la pagina Et Suzette. Lo conocí en Instagram por Juste Juliette, y me enamoré de más o menos toda la tienda: vestidos livianitos con colores fabulosos, blusa de verano, siluetas con la cintura marcada, joyas delicadas… Especialmente me gustó este anillo dorado que parece mucho a uno de Pascale Monvoisin, pero más barato (lo demás no lo es tanto).

 

Seguimos con las joyas porque me gustó mucho la combinación luminosa de estas joyas Opale bijoux usadas por Audrey Lombard. Piel bronceada y blusa blanca (sí, necesito vacaciones y sol …) Pero después me di cuenta que la marca había hecho una gran operación marketing mandando lo mismo a todas las blogueras influyentes porque lo vi también en la muñeca de Zoe… Para resumir, me cansa ver lo mismo por todos lados en Instagram… y me da la sensación que somos todas unas ovejas… Entonces, como lindo detalle para estilizar una silueta, preferí quedarme con esta linda manicura delicada y fácil para hacer en casa!

 

Para termina resta publicación de otoño/invierno, tenía que terminar con esa nota soleada que nos regaló Jacquemus con su estupendo desfile para los 10 años de su marca… Imagínense un footwalk al medio de los campos de lavanda, no es fabuloso? Sale directamente de una mente genial y muy provenzal. Sí, extraño a mi país y al sol, pero más allá de eso, nadie puede negar que la felicidad y la luz que nacen de esta colección, de estos modelos también (y más en una época en cual nadie sonríe durante los desfiles). Es una brisa de aire fresco, esta colección con sus colores suaves – lavanda, celeste, rosa – para ellos y ellas, esos materiales que te hacen acordar el cielo y la tierra y nos traen años atrás.

Eso es Jacquemus, un viaje en Provence, un viaje en el tiempo, una originalidad que se parece a un clásico, un esencial. Te da ganas de probarte todo, porque se ve feliz en sus creaciones!

 

 

Les dejo con esas palabras y les deseo una linda semana, esperando que les gustó este post. Le puse mucho de mi humor actual, entonces espero saber lo que todo eso les inspira!