Merendar en Buenos Aires : PANI

A todas las gourmets, les va a gustar la publicación de hoy!

Unas semanas atrás, durante un paseo en el barrio de Belgrano en Buenos Aires, pasamos adelante una tienda tan linda como llamativa y no pudimos dejar de entrar para merendar. ¡Les llevo en Pani!

 

Como les decía, la fachada llama la atención: el lugar tiene esa onda “muffins y pasteles ingleses”, con una decoración muy girly, todo de color clarito, y minimalista. El mostrador en la entrada te da hambre, enseñando unos de los pasteles de la carta, pero entran y te atienden a la mesa.

En Pani se puede merendar o almorzar un brunch, comer dulce o salado. Y hay mucho para elegir! La sala es muy grande, con muchos lugares para sentarse y una gran mesa central para instalar en grupo.

Alfajores, chocotorta, pero también unos pasteles que son inventos del lugar (como el Pani Cruffin que parece muy rico), bebidas calientes o frías, sándwiches caseros preparados al fondo de la sala, en la cocina abierta con un bar, de donde salen bandejas llenas de cosas buenas…

Elegí el Súper Alfajor (tiene más o menos 5 cm de diámetro, es una cosa) con dulce de leche, almendras crujientes y una capa de galletita de manteca inglesa con nueces adentro… ¡Un lujo!

Para tomar, pueden elegir entre los diferentes tés (en bolsito o en hebras), pero también cafés o chocolates de todos tipos.

 

La tención es bastante buena y rápida, el lugar adorable y las porciones muy grandes: un momento de descanso para merendar en Buenos Aires!