Total look Maje

Hoy en el blog quería enseñarle un look porque hace mucho tiempo! Es un look bien de invierno, para las temperaturas que tenemos últimamente en Argentina, no para el calor de Europa. Es un look que me encantó porque me mantuvo calentita todo el día y con el tuve un montón de cumplidos. ¡Es un total look Maje!

Cada prenda la compré de forma separada en Francia y sin embargo juntas forman un conjunto hermoso, tanto por los colores como por los cortes, se completan.

La prenda más vieja es este vestido largo negro, todo de lana, apretado pero muy cómodo. Sus mangas ¾ le sacan un poco de su onda austera y atrás tiene un corte como para que sea más cómodo para caminar, sentarse, hacer todo lo que quieres durante tu día! Sinceramente es perfecta para cualquier ocasión (en invierno obviamente): de día o de noche, solo hace falta unos accesorios para hacer que sea elegante o más casual.

Cuando probé este vestido, la vendedora me ató a la cintura este cinturón de gamuza, tan original con su trabajo fino del cuero! No soy una chica que usa mucho los cinturones. Tengo un par, que salen poco de su cajón, aunque me encantan, así que en el momento no me pareció indispensable este accesorio.

Entonces me llevé solo el vestido. Lo usé así un tiempo, probando diferentes accesorios, otro cinturón, pero tuve que aceptar que este cinturón de gamuza se había quedado en un rincón de mi cabeza. ¡El resultado era tan perfecto! Obviamente no estaba más disponible pero no dejé de buscarlo en el internet, en Vinted…hasta encontrarlo por casualidad un día en el Outlet Maje. Listo! Obvio, era el karma y me la llevé! No va con cualquier otra prenda de mi guardarropa, pero da el toque final a muchos looks, sobre todo con vestidos. Por ejemplo, la uso mucho con este vestido Wear Lemonade cuando quiero hacerlo más elegante.

Hablamos de estas botinas. Otro par que están en mi dressing desde muchos años ahora. Las encontré en Maje, las probé, las adopté y es típicamente el tipo de compra que parece un poco loco en el momento (por el precio digo) pero las aproveché un montón porque son tan cómodas, van con todo (vestido, pantalones, y hasta short de jeans creo, tendría que probar?). El cuero es fino y de buena calidad, no son muy masivas, entonces femeninas sin tener demasiado detalle (solo dos ganchos). Se pueden usar así o más cancheras doblando el cuero para dejar ver la gamuza (así el uso yo). Para resumir: una compra que haría otra vez sin duda!

Ultima prenda importante de este look: este saco largo Maje color caramel, que me gustó tanto en su versión beige cuando lo tenía una amiga mía. Para mí era EL saco largo, él con cual la veía siempre, suavecito, la envolvía de calor y de elegancia. Yo también lo probé el día lo compró ella, y me pareció que a mí no me iba tan bien como a ella. Por el color, porque soy demasiado bajita, era demasiado caro, y tan perfecto para ella! Una situación que me hizo olvidarlo.

Pero los sacos camel largos siguieron por todos lados, se usaban de temporada en temporada, y todavía eran para mí una elección perfecta, elegante y relajada si sabes con que prenda asociarlo. Unos jeans, un vestido, unas zapatillas, parecían ir con todo. Empecé a buscar un poco para conseguirme uno, pero este modelo lo tenía en cabeza, y los otros no tenían este corte, no eran de lana, ni tan suave, demasiado corto, o tenían un cinturón que no quería…

Mi amiga finalmente terminó vendiendo el suyo y yo encontré un modelo algo diferente porque menos beige y más marón. Sin duda era lo que me hacía falta, y no me arrepiento de haber esperado. El marón chocolate es mucho mejor para mí, y hace juego con mi cinturón de gamuza. ¡A veces, hay que saber esperar!

Este domingo cuando usé este conjunto, nos íbamos para un cumpleaños entonces solamente me puse esos lindos aros Satellite que ya conocen (un regalo de esta amiga que solía usar este saco justamente!), y un pañuelo de seda de Isadora, una de mis primeras compras acá en Argentina, que no puedo dejar de usar!

Espero que le gustó este look, y la historia que va con él. Acá está todo, ¿no? No piensan que queremos mucho más una prenda que soñamos y deseamos durante mucho tiempo? Una prenda que analizas hasta estar segura que está hecho para vos? Que buscaste con paciencia y terminas adquiriendo y que llega en tu guardarropa como una victoria?

Estoy mucho más paciente y razonable ahora con mis compras. Acepto de pagar caro ciertas cosas, solamente si estoy segura que resistirán a las tendencias, las temporadas, y si siguen en mi mente mucho tiempo después de haberlas visto por primera vez. Cuando el marketing de las marcas se hace cada vez más pesado y las colecciones se renuevan cada vez más seguido durante el año, mi criterio para comprar ahora es saber si la prenda persiste un rato en mi lista de deseos.

 

¿Y ustedes? ¿Cambiaron su forma de comprar?

¿Compran ropa usada?

¿Llegan a ser razonable y esperar antes de comprar una prenda?