Receta : Mollejas al verdeo

Las mollejas son una de las comidas más delicadas que conozco de la gastronomía francesa. A uno le da asco, pero para mí tienen un sabor tan fino que siempre me encantan. Muchas veces se cocinan con crema como relleno de una masa hojaldrada, pero si es la única forma de comerlos que conocen, ya les puedo decir que no es la mejor!

Descubrí, viviendo con un argentino, que las mollejas a la parrilla son un manjar (sí, sí): tierno adentro, crocante afuera. Con un toque de limón es mortal. Pero unas semanas atrás por fin probé las mollejas de verdeo y ahora entiendo porque les gustan a los argentinos. ¡Les dejo acá la receta para que la prueben!

 

 

Les hace falta:

  • Mollejas (¡obviamente!): más o menos medio kilo para dos personas

  • Cebolla de verdeo

  • Uno o dos puerros

  • 2 dientes de ajo

  • Una botella de vino blanco para la cocina (o vino espumante si prefieren una versión lujo)

  • Manteca y aceite de oliva, pimienta

  • Crema liquida

 

1/Preparar las mollejas: limpiarlas con agua, y dejarlas 10 minutos en agua hirviendo con sal. Pueden ponerle al agua un chorro de vinagre blanco y laurel. Retirar del agua y cortar la cocción con agua fría o hielo.

2/ Mientras tanto, lavar y picar la verdura y reservar.

3/ La parte más complicada: sacar los nervios y las membranas de las mollejas para que solo quede la carne. Es una etapa importante porque en la boca solo quedará lo fundante!

Una vez que están listas, cortarlas en fetas de 2 cm y reservar en un plato.

4/ En un sartén, calentar aceite de oliva. Cocinar despacito las mollejas a fuego bajito, darles vuelta hasta que estén más firmes, pero no demasiado cocidas.

5/ Añadir las verduras en la sartén. Dejar que se cocinen unos minutos (es rápido ya que se han cortado en trozos chiquitos)

6/ Añadir una copa de vino blanco y subir el fuego al máximo. Dejar que se cocine hasta que se evapore el vino (sino se evapora bien, tendrá demasiado gusto a vino)

7/ Añadir un poco de manteca y la crema liquida, y dejar que se cocine 10 minutos más, para que la salsa tome color y sabor a las verduras y a las mollejas.

8/ Servir en los platos… y comer hasta la salsa!

¡Buen provecho!

Consejo enología: ¡lo comimos con vino espumante y fue delicioso!